Testimonios: receptora de óvulos y su hija

Cuando recibí la noticia de que el siguiente paso en nuestra exhaustiva búsqueda de un bebé pasaba por lo ovodonación lloré desconsoladamente, no podía imaginarme que después de nuestra larga batalla, con todo lo que habíamos vivido hasta la fecha, debíamos iniciar un nuevo tratamiento y esta vez sin mis óvulos como coprotagonista. A medida que pasaban los días, ese llanto se convertía en rabia, me culpaba de no tener óvulos de buena calidad, de no ser fértil, de que mi costilla y yo tuviésemos que pasar por infinidad de tratamientos de fertilidad. Con el paso del tiempo esa rabia se convertía en resignación, sí era la única manera de tener hijos, y al fin y al cabo ese era nuestro objetivo, sí o sí, debíamos ir a ovodonación. En ese momento nos invadieron muchos miedos y sobretodo muchas dudas; como será el proceso de selección de la donante, como será esa donante, será adecuada para nosotros etc… pero mi mayor miedo era pensar que en un futuro ese hijo o hija me quisiese menos por el hecho de que no había nacido con mis propios óvulos.

Todas esas dudas se disiparon con mucha información, durante esas semanas acudimos al equipo médico de la clínica de reproducción y les avasallamos a preguntas. Además siempre me he considerado una persona ávida por aprender y me he convertido en una autodidacta en el tema de la ovodonación. Sobretodo lo que más tranquilidad me dio fue saber de la experiencia de otras personas que habían pasado por este tratamiento, quienes además volverían a repetir.

Hoy por hoy, todas esas dudas y miedos se han reemplazado por ESPERANZA, y como no por ilusión. El tema genético no me preocupa en absoluto, va a ser mi hijo/a porqué yo voy a ser quien lo lleve dentro durante nueve meses, cuando llore por las noches yo seré quien lo acune, yo le daré de mamar, yo le ayudaré con sus deberes del colegio, yo le iré a buscar a la salida del colegio, yo le llevaré al médico cuando se ponga enfermo.. eso es la maternidad, al final lo que deja la donante es una célula que por sí sola no tendría vida.

Hace tiempo encontré en la red, una entrevista a una receptora de óvulos donados que iba acompañada por su hija. Cuando vi el video por primera vez, y oí a la hija que había nacido gracias a la ovodonación mis lágrimas brotaron a mares, sentí una mezcla de felicidad y de tranquilidad, es como si todos esos prejuicios y esos miedos que me habían invadido durante días hubiesen desaparecido por completo, ya no había rastro de ellos. Os aconsejo que si tenéis algún tipo de dudas miréis este vídeo porqué os prometo que vale la pena.

https://www.youtube.com/watch?v=-RKAG9KS_eA

“No hay nostalgia peor, que añorar lo que nunca jamás sucedió..(Joaquín Sabina)”

Anuncios

12 comentarios sobre “Testimonios: receptora de óvulos y su hija

  1. Yo uno de los problemas que le veo tanto a la ovo como a la adopción, es que nunca serás su única madre, siempre tendrás que compartir eso con alguien, ya sea con la donante o con la biológica, y eso, por mucho que nos empeñemos en decir que no, es mentira, la gente siempre se refiere a esos casos como “madre adoptante” “madre biologica”… Cuando un hijo sale de tus óvulos solamente tu y nadie más que tu, tendrá el “título” de madre del niño.

    Me gusta

    1. Hola Sandra! Gracias por participar en el blog. Cuando creé este blog, obviamente no lo hice en aras de sentar jurisprudencia sobre ningún tema, y menos sobre el de la ovodonación, quería compartir mi experiencia con otras personas, que como a mí el camino hacia la maternidad nos está resultando algo tedioso y largo. No sé cual es tu situación personal, ni qué te ha llevado a este blog, pero sé que tus comentarios nacen de la ignorancia y de prejuicios a mi entender atávicos. En tu comentario hablabas de la adopción y de la donación de gametos. En relación a la adopción, ¿crees que una persona que ha superado durante años trabas legales, administrativas, idas y venidas al país de origen de ese niño/a, quiere menos a su hijo que una persona que lo ha tenido de forma “natural”?. En el caso de la ovodonación, lo único que aporta la donante es la primera célula, el milagro de la vida se produce después. Ambas opciones facilitan a una pareja la posibilidad de ser padres cuando los demás recursos se han agotado, y esos niños/as, ya sean adoptados o nacidos bajo ovodonación, han sido muy deseados Qué importa su genética o como vinieron al mundo, esos niños van a pasar el resto de su vida con sus padres, y creo que aquí las etiquetas sobran, que más da si son padres adoptantes o biológicos, son sus padres al fin y al cabo, y te aseguro que son hijos muy queridos y muy deseados. La paternidad/maternidad va más allá de todo esto, esos padres van a decidir a qué colegios los van a llevar, que educación van a recibir, qué valores, van a cuidarlos cuando estén enfermos y sobre todo les van a regalar todo su amor, que más da quien puso el primer granito de arena.
      Obviamente la decisión de la adopción o la ovodonación , es una opción muy personal y que debe ser muy meditada, tan loable es optar por ellas como no hacerlo, sin que ese proceso de reflexión deba verse influenciado por comentarios que a mi entender nacen de prejuicios ancestrales, y que en pleno Siglo XXI parece mentira que aun continúen anclados en parte de la Sociedad.

      Me gusta

      1. Yo para nada he dicho que sean menos deseados o menos queridos lo que he dicho es que esa madre/padre siempre tendrá una etiqueta detrás de la palabra madre/padre al igual que el hijo.
        Si tienes un hijo adoptado o de ovo/esperma algún día ese niño puede que quiera conocer sus orígenes biologicos, y llegado ese día tu hijo seguirá siendo tu hijo, pero puede que ese hijo tenga a su madre biológica y su madre…. adoptiva??? Y eso es a lo que me refiero, que igual llega el día que tienes que compartir la palabra madre/padre con alguien, porque puede que hasta tu hijo se refiera a ti de esa manera, o nunca un hijo a dicho “quiero saber de mi madre biológica?” y entonces…. Aaahhhrrggg es verdad!! Que MI HIJO tiene “otra” madre!!!

        Me gusta

      2. Hola Sandra!gracias de nuevo por participar y por aportar tu opinión,que aunque no la comparto la respeto.Es normal que cualquier tema suscite diferentes puntos de vista y todos obviamente deben ser respetados. Saludos!

        Me gusta

  2. Me ha emociona mucho el testimonio de la chica. Nuestros hijos tendrán algo que no tendrán los demás y es que fueron muy muy muy peleados, deseados, buscados…y eso tienen que hacerles sentir muy especiales.

    La donación de gametos me parece muy duro, pero después de ver este testimonio lo veo con otros ojos.

    Me gusta

    1. Hola Meri!Efectivamente en mi caso la elección inicial de este tratamiento pasó por momentos muy duros, ya que en ningún momento se nos había planteado esa opción, pero una vez asumes que no hay otra vía, vuelve a brotar de nuevo la esperanza.

      Gracias por ver el vídeo y participar en este post, sabiendo que ésta no ha sido tu trayectoria. Creo que es muy importante que la gente sea consciente de que al final cualquier opción es igual de válida para conseguir el objetivo de la maternidad, y que se deben dejar los prejuicios de lado.

      Un beso, cuídate!!!

      Me gusta

  3. Pues tampoco ha sido al final nuestra trayectoria y puedo imaginar lo duro que puede llegar a ser un diagnóstico que únicamente te permita la opción de ovo o adopción pero, yo si que soy de las que dice ‘madre no hay más que una’ para lo bueno y para lo malo.

    Una madre que es madre por ovodonación o por adopción, es madre. Punto. En el caso de la adopción, la biológica se ha desentendido por unas causas o por otras y no va a ser la que va a ejercer la maternidad. En la ovodonación además, tenemos una donante con la empatía y la generosidad suficientes como para ofrecer a las futuras madres el mayor regalo del mundo.

    Porque yo creo que es ese ejercicio, el de la maternidad, el que cada día, cada noche, cada minuto, nos hace madres o padres. Mis genes no son los responsables de consolar un bebé en pleno llanto, de alimentarlo, de jugar con él, de darle valores… Solo una madre tiene el privilegio de que la llamen ‘mamá’. La otra persona ha sido importante y no le resto valor, porque indudablemente lo tiene. Pero no nos confundamos: NO es la mamá de esa criatura.

    Un abrazo 🙂

    PD: te lo dice una “tiastra” que adora a sus “sobrinastros” aunque no tenga absolutamente ningún gen en común con ellos ;P

    Me gusta

    1. Hola Hobbita!gracias por cada una de tus palabras, secundo hasta los puntos y las comas de tu comentario :). Afortunadamente, tengo muy claro qué abarca exactamente el concepto de maternidad, y no es precisamente el tema genético. Para nada me pueden afectar comentarios sobre el tema porqué tengo muy claro lo que quiero y cuál es la vía para conseguirlo. Sí que es cierto, que existen momentos difíciles en los que no ves la luz al final del túnel y piensas que nunca vas a conseguirlo, pero después me fijo en mi alrededor y veo que con constancia y tesón se puede conseguir, gracias a experiencias de otras personas que han vivido lo mismo que tú, y con comentarios como el tuyo que te hacen ser aun más fuerte. Gracias. Un beso!

      Me gusta

  4. No se pq pero todavía no había descubierto tu blog, lo poco que he leído hace un momento me ha enamorado, además Sabina tiene una frase especial para cada momento verdad? Qué grande Sabina!!
    Mi historia es como la d muchas, como la tuya… y espero con mi testimonio esperanzados aunque sólo sea un poquito.
    Pase por un periplo de fiv’s, operaciones, pruebas…. lo que ya sabéis y sufrís, momentos mejores, momentos peores…
    Pasamos a ovodonacion, con algunas dudas, miedos y también algún que otro perjuicio pero convencidos del paso que íbamos a dar, después de todo lo pasado yo aún no estaba preparada ni tenía la valentía suficiente para decir basta.
    Me gustaba leer post de chicas que al fin lo habían conseguido pero los sentía muy ajenos a mi, me parecían utopía en mi caso.
    Pero al fin me tocó a mí, al igual que me tocó la p…. Infertilidad, también me tocó lograrlo y por partida doble.
    Y ahora ya no importa nada, ni el sufrimiento, ni la desesperación, ni de dónde provienen los óvulos.
    A vosotras también os tocará, aunque lo veáis muy lejano y os fallen las fuerzas, y si en algún momento tenéis dudas, tranquilas, os aseguro q desaparecerán.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Lola!Mil gracias por participar. Lo cierto es que cuando leí tu comentario me emocioné muchísimo, e hiciste que se me escapara alguna lagrimilla. Fueron palabras muy bonitas y te las agradezco enormemente, porqué veo que al final sí que se puede conseguir, y ojalá que muy pronto llegue el día en que piense que todo esto no ha sido más que una pesadilla. Creo que al final la infertilidad tiene cura, y esa cura pasa por tener en brazos a tu tan ansiado bebé, mi máxima se ha convertido en “el que la sigue la consigue”, y es cierto que en ocasiones te flaquean las fuerzas, y en los días grises te parece imposible que vaya a haber un final feliz, pero los hay y tú eres la prueba de ello. (“Cúlpame de quererte por encima del deber, el placer y el sufrimiento. El gran Joaquín Sabina”). :).Gracias.

      Me gusta

      1. Gracias a ti¡
        Ten por seguro, que un día, muy prontito, dejaré un comentario para felicitarte a tí! Lo espero con ansia!

        ” que gane el quiero la guerra del puedo, que los que esperan no cuenten las horas…” ( Joaquín Sabina)

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s