Mi historia de infertilidad

Por fin he decidido compartir mi historia, y sé que sois muchas las personas a las que os va a resultar muy familiar, puesto que quizás la habéis vivido vosotras mismas, alguna amiga o algún familiar.

Mi lucha para combatir la infertilidad está siendo más ardua de lo que una se espera al principio, porqué en el fondo somos unos románticos y pensamos que cuando se planifica la búsqueda de un bebé va a ser un camino de rosas.

Mi proyecto de ser madre se inició hace tres años, con mucha ilusión, empiezas con mucha energía, pero a medida que encontramos piedras por el camino esas fuerzas van menguando. En estos tres años he vivido tres inseminaciones artificiales, dos punciones de óvulos que dieron lugar a cinco transferencias de blastocistos preciosos, y tres abortos, además de dos histeroscopias, que supisieron una “adecuación de mi útero” a un futuro embarazo, endometritis etc… ¿ Y en qué parte del camino me encuentro? Al final hemos decidido la opción de la ovodonación, de hecho estamos a la espera de la búsqueda de la “superdonante”, como la llama mi ginecóloga.

Este nuevo tratamiento lo iniciamos con mucha ilusión, pero obviamente temerosos puesto que mi camino no ha sido nada fácil, y tenemos mucho miedo de todo lo que pueda acontecerse de aquí a unos meses, ojalá estas Navidades sean las más felices de mi vida y por fin pueda compartir mejores noticias.

Este blog en realidad lo he creado para dar mensajes de ánimo, porqué mentiría si dijera lo contrario, esto es una carrera de fondo, existen muchos momentos de tristeza, desilusión, inseguridad, desconfianza etc.. pero al final el objetivo siempre es el mismo, y no lo debemos perder nunca de vista, porqué el que resiste gana, y el que gana se lleva su tan ansiado premio.

Me gustaría seguir escribiendo y compartir con todo el que quiera mi historia, y poder leer las vuestras,y que nuestro camino al objetivo sea más llevadero, al final es importante el apoyo en este tipo de tratamientos, sobretodo el de la gente que sabe de lo que hablo, ¿por qué quién no se ha sentido incomprendida alguna vez? ¿quién no ha oído frases que te hacen desgarrar el alma, de amigos incluso de familiares? ¿Así que porqué no ayudarnos compartiendo nuestras vivencias, miedos, alegrías..? ¿Os animáis?

Besos y abrazos!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s